¿Se puede ahorrar energía de vacaciones?

Ahorrar en la factura de la luz no es trabajo fácil. Por eso tenemos que aprovechar los periodos de vacaciones para reducir este consumo que en ocasiones sigue siendo elevado a pesar de no haber hecho uso de los electrodomésticos.

Aunque la casa esté cerrada por la ausencia de la familia, la factura de la luz a pagar sigue siendo más que considerable, debido de tanto a la parte fija de la factura como a los electrodomésticos que siguen consumiendo. Para evitar que esto pase tomaremos una serie de medidas que nos permitirán ahorrar en la factura de la luz.

Cómo ahorrar cuando no estás en casa

1. Apagar o desconectar los dispositivos en stand-by: según cálculos de Mirubee los dispositivos en espera gastan cerca de 68 euros el año. Este consumo se puede evitar desconectando completamente todos los aparatos con esta función. No sirve sólo haciéndolo con el mando.

2. Desconectar la nevera o ponerla en la posición de menos frío posible: la nevera es uno de los electrodomésticos que mayor consumo eléctrico producen. Si nuestra ausencia tiene que ser de más de tres días el correcto será vaciarla completamente y desconectarla. Para evitar malos olores y la aparición de moho dejaremos la puerta abierta, de este modo el consumo de la nevera durante los días que nos mantengamos fuera del hogar será cero. En los casos en qué vaciar la nevera resulte imposible se aconseja poner el termostato en la posición de menos frío posible, puesto que a cada grado que se suba ahorraremos cerca de un 6% de energía.

3. Apagar el termo eléctrico: no todos los hogares posee un termo eléctrico para controlar la temperatura del agua, en cambio en aquellos hogares en que se utilizan, el ahorro podría ser grande. El consumo que produce este dispositivo ronda en torno al 25% del consumo total, por eso, apagándolo durando los días en que estemos fuera de casa nos permitirá ahorrar.

4. Desactivar el cuadro eléctrico: en los casos en que se desee un ahorro total, la mejor opción será cortar la corriente de todos los subcircuits que se pueda. De este modo nos aseguraremos que cualquier aparato que esté enchufado no consuma electricidad. Poniendo en práctica este consejo conseguiremos hasta un 10% de ahorro respecto al consumo de no haberlo apagado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *